El Reino de Jesús: ¿será en el cielo o la tierra?

Un hermano o hermano nos hizo una pregunta muy interesante en nuestro canal YouTube con respecto a nuestro podcast “Papa Francisco: Líder del Nuevo Orden Mundial“. Comparto con ustedes la pregunta y la respuesta.

Pregunta

“Pensé que la información podía estar buena hasta que en el min 1:30 decían que Jesús “VA A VENIR A ESTABLECER SU REINO EN EL CIELO”. Pregunto, ¿Si Yeshúa va a establecer su reino en “el cielo”, que sentido tiene que venga a la tierra? Para no extenderme demasiado, por favor “corrijan esa idea”, porque el reino es “de” los cielos, “no en el cielo”. El hijo de Dios, hijo de Abraham e hijo de David va a establecer su reino en la tierra de Israel, con su capital en Jerusalén.”

Respuesta

Hola hermano o hermana, gracias por su comentario. Sí, entiendo su objeción. Aquí está la explicación:
Jesús viene a la tierra a recuperar a aquellos que son salvos: tanto los muertos como los vivos (1 Tesalonicenses 4:16-17). Sus ángeles nos escoltarán al cielo. Pasaremos el Milenio en el cielo Y NO EN LA TIERRA.
Allí participaremos a la segunda fase del juicio investigador. Examinaremos los registros y los libros donde figuran los actos y las palabras de los que no alcanzaron la salvación, aquellos cuyos nombres no aparecieron en el Libro de la Vida del Cordero. Esa segunda parte del juicio tiene como objetivo que todo el universo esté satisfecho de la justicia de nuestro Dios.
2 ¿O no sabéis que los santos han de juzgar al mundo? Y si el mundo ha de ser juzgado por vosotros, ¿sois indignos de juzgar cosas muy pequeñas? 3 ¿O no sabéis que hemos de juzgar a los ángeles? ¿Cuánto más las cosas de esta vida? (1 Corintios 6:2-3:) Ver también Apocalipsis 20:1-6.
Después de esos mil años, la ciudad del Gran Rey, la Nueva Jerusalén, descenderá a la tierra. Nosotros estaremos dentro. Entonces sucederán los acontecimientos descritos en Apocalipsis 20:7 en adelante.
Esta es la tercera y última parte del juicio, la fase ejecutiva. La sentencia de muerte decretada por Dios y confirmada por los santos en el cielo será ejecutada en la tierra. La tierra se convertirá en el lago de fuego. De esta manera Dios pone fin al problema del pecado.
Luego de haber destruido la tierra y todos los malvados, Dios creará un nuevo cielo y una nueva tierra (Apocalipsis 21 y 22). Sólo entonces es que Jesús establece su reino en la tierra.
El Plan de Salvación es algo hermoso! Debemos trabajar para evitar que la gente perezca por ignorancia. Debemos llevar el evangelio a toda la tierra.
Espero que seguirá sintonizado(a) con nosotros para futuros podcasts. Que el Señor lo(a) bendiga.
Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.